Se ha detectado una campaña de “phishing” a través de correos electrónicos suplantando a la Agencia Tributaria.

El mensaje informa al usuario de una supuesta acción fiscal registrada en su base de datos. Para consultarla facilita dos enlaces de acceso a la Sede Electrónica que descargan un archivo malware, infectando de este modo tu dispositivo.