En el Boletín Oficial de Castilla y León se ha publicado el día 4 de octubre, el Decreto por el que se aprueba la política de seguridad de la información y protección de datos de la Administración de la Comunidad de Castilla y León.

Dicho Decreto pretende dotar de seguridad las relaciones electrónicas entre ciudadanos y Administración, respetando la legislación en materia de protección de datos y garantizando la seguridad de los sistemas, las comunicaciones y los servicios electrónicos.

La Política de Seguridad de la Información y Protección de Datos define el marco en el que se articula la gestión de la seguridad de la información en los sistemas de la Administración y la gestión de los datos personales, entendidas como un proceso integral que incluye todos los elementos técnicos, humanos, materiales y organizativos de los diferentes sistemas de información.

Esta Política de Seguridad de la Información y Protección de Datos (PSIPD) resulta de aplicación a todos los sistemas de información y a todas las actividades de tratamiento de datos personales de los que sean responsables los órganos de la Administración General de la Comunidad, así como sus organismos autónomos y entes públicos de derecho privado cuando ejerzan potestades administrativas.